La cueva...

28.12.2018

Ese lugar que servía de cobijo y descanso a nuestros antepasados y que hoy nos da respeto e incluso temor porque hace frio y no está iluminado... pero yo hablo de mi propia cueva personal, mi interior... que también me da miedo entrar en ella, por lo mismo, porque no esta iluminada tanto como em gustaría ni con la calidez que espero encontrar para estar a gusto.

Y precisamente por eso es por lo que me doy cuenta que debo entrar en ella, debo visitarla mas a menudo para poder darla luz y calor, para que sea ese espacio de recogimiento donde me apetece retirarme a disfrutarlo, a encontrarme con mis recuerdos, con mis temores y mis alegrias, con todo lo qeu nadie puede ver ni sentir por mi porque soy yo, el autentico, el de los sentimientos y las emociones.

Mucho tiempo me ha costado darme cuenta de ello, y mucho esfuerzo me esta costando mantener la mirada hacia el interior en vez de distraerme de nuevo en los espejismos...