El ChiKung de la MUJER

.

QIGONG TAOISTA DE LA MUJER

DIRIGIDO A:

Mujeres de cualquier edad que buscan su bienestar físico y emocional, que quieren conectar con su fuerza, su vitalidad y mantener la salud.

Especialmente recomendable para aquellas mujeres que quieran habitar sus cuerpos de forma consciente y tengan algún problema como:

- reglas dolorosas,

- fertilidad,

- menopausia...

INTRODUCCIÓN.

Este método de Qigong nutre y equilibra la energía Yin femenina, para que la mujer pueda vivir con plenitud y naturalidad todas sus etapas, desde la menarquía hasta la menopausia. Según explica el Huang Di Nei Jing, obra cumbre de la Medicina Tradicional China, la vida de la mujer se estructura en ciclos de 7 años. A los 7 años de edad la niña empieza a fortalecer el Qi, cambia la dentición de leche y el cabello crece con brillo y vigor. A los 14 años, ya fortalecido el Qi del riñón, el caudal de energía yin es abundante en el canal Ren Mai o de la Concepción y la sangre colma el canal Chong Mai o Central, es entonces cuando aparece la primera menstruación y la niña se convierte en mujer. La etapa de los 21 a los 28 años coincide con la madurez y fecundidad de la mujer. Tras 5 ciclos de 7 años, es decir a los 35 años, continúa una etapa en la que el bazo empieza a trabajar más lento, por tanto, el Qi, la sangre y la esencia postnatal empiezan a disminuir paulatinamente. A los 49 años, la sabiduría del cuerpo regula las reservas de Qi, sangre y esencia postnatal, y empieza a detener las descargas de sangre del útero para conservar los recursos y por ende retrasar el proceso de envejecimiento. La sangre y la esencia ya no se pierden mensualmente y la mujer mantiene su energía y vitalidad, rejuvenece y revive su segunda primavera.... Los chinos de la antigüedad llamaron a la menstruación "Agua Celestial" o Tian Gui, el ideograma Tian representa el verdadero Qi que desciende del cielo y el ideograma Gui significa agua, con todas sus connotaciones de esencia primordial y vital. La fertilidad de la mujer fue bautizada "Plantar la Semilla", el embarazo "Madurar el Fruto" y a la menopausia la llamaron "Segunda Primavera". Todos estos denominativos son alegorías a la naturaleza, porque los ciclos de la mujer siguen los mismos ciclos de la luna, fluyen en consonancia con las estaciones y siguen la misma pulsación del universo....

OBJETIVO:

A través de ejercicios suaves y profundos, nos flexibiliza y fortalece la columna vertebral facilitando el riego cerebral. Regula los grandes ciclos de la mujer: la menstruación, fecundidad y menopausia a través del trabajo en todos los sistemas; sobre todo el nervioso, reproductivo y endocrino. Libera emociones reprimidas brindando calma emocional y fuerza espiritual. Fortalece nuestro campo energético y aumenta nuestra sensibilidad.

Aprenderemos una visión más positiva y constructiva de vivir esos cambios, además de adquirir herramientas sencillas para hacer en casa.

¿QUÉ ES EL QIGONG?

El Chi Kung es una rama de la medicina tradicional china, una técnica y un arte que permite a través del uso de movimientos, visualizaciones, trabajos con la respiración, e imaginería, sensibilizarnos primero en los propios bloqueos, para deshacer estos nudos, y conseguir una mayor conexión con la vida, el entorno y en la relación con los demás.

¿QUÉ ES EL QIGONG DE LA MUJER?

El qigong de la Mujer es un conjunto encadenado de movimientos para nutrir y equilibrar el cuerpo de la mujer y su sistema sexual y reproductivo.

La práctica regular del qigong de la mujer está especialmente indicada para equilibrar el ciclo menstrual, para prevenir problemas en los pechos, para vivir una menopausia sin los síntomas desagradables que en un sistema ginecológico debilidad asocian a este momento vital: sofocos, dolores de cabeza, insomnio, etc. Y en general para equilibrar la energía y salud de la mujer, a cualquier edad.

El método de Qigong Yu Nu Gong sigue la anatomía, fisiología y psicología (Jing, Qi y Shen) propias de la mujer para optimizar los recursos energéticos en cada uno de los ciclos, facilitar el pasaje de un ciclo a otro, en definitiva equilibrar la biodinámica energética en consonancia con la naturaleza. Los ejercicios activan principalmente el canal Ren Mai, su punto energético Shanzhong, estrechamente conectado con el útero, los canales Chong Mai y Dai Mai, y las esferas físicas, emocionales y metales del riñón, hígado, bazo y corazón. Se trabajan:

Los senos que se relacionan con las glándulas sexuales con el fin de estimular la secreción hormonal, regular el sistema endocrino y favorecer la fluencia de la energía y de la sangre en esta área.

El abdomen para acumular e incrementar la energía y la sangre, fusionar y armonizar las energías de agua y fuego (kan y Li) y activar el útero.

Los riñones para tonificarlos y activarlos en la producción de energía y sangre y favorecer la producción de esencia (Jing Qi).

La columna vertebral para flexibilizarla y abrirla a la circulación energética.

La rutina de ejercicios, que engloba varios automasajes, expresa toda la belleza femenina interior y se distingue por sus movimientos ondulantes, espontáneos, gracia, feminidad y suavidad. La rutina se puede realizar de pie o sentado en una silla y está destinada a conservar la salud y plenitud de todas las mujeres desde la adolescencia a la tercera edad.

El qigong de la Mujer se centra en una serie de ejercicios que recorren la anatomía, fisiología y psicología propias de la mujer, para optimizar los recursos energéticos en cada uno de los ciclos, facilitando el pasaje de un ciclo a otro, en definitiva equilibrar la biodinámica energética en consonancia con la naturaleza y su propio ser.

En detalle podemos apuntar que está indicada para:

Prevenir y mitigar menstruaciones irregulares (menorragia, dismenorrea, oligomenorrea, amenorrea y metrorragia),

Endometriosis

Miomas uterinos

Ovarios poliquísticos

Prolapso del útero

Leucorrea

Incontinencia urinaria

Hiperplasia mamaria

Infertilidad

Síndrome menopáusico

El qigong de la mujer forma parte de la Alquimia Taoista Femenina, una disciplina milenaria que ha demostrado largamente sus beneficios tanto para el cuerpo como para la mente y las emociones de las mujeres.

La práctica regular es la que realmente da resultados claros y perdurables. En este curso regular iremos profundizando en las formas y, sobre todo, en la sutileza del Movimiento del Chi, que será el que nos nutrirá internamente. Porque la forma sin el movimiento y la conciencia internos, no es más que una forma que queda muy bien de cara para fuera pero que por dentro no genera ni cura nada.

IMPARTE: María del Pilar del Cid Simón, Monitora titulada de Qigong y Taichi de Wudang.


NÚMERO MÁXIMO DE PARTICIPANTES: 12 personas (hay que hacer reserva previa).