Experiencias Vitales

Una vida en continuo movimiento...

Senderos de luz

Conducimos nuestra Vida a través de los caminos que vamos creando a medida que los recorremos.
No están fijados, no son erróneos, ni mejores unos que otros... son los que hemos decidido recorrer para aprender con cada paso.

¿Hacia donde nos llevan? ... Hacia donde cada uno de nosotr@s decidamos...


La vida es movimiento

En la Naturaleza todo es movimiento

Nos movemos, seguimos ciclos y ritmos ajustados a diferentes pautas temporales y en diversos planos... el ciclo Solar, el ciclo Lunar, el de la Vida y la Muerte, los de las Emociones y los de los Pensamientos...

También el ciclo de la Acción y la Quietud expresa un movimiento.

... y el ciclo de Lleno y Vacio esta en el principio de nuestra vida en este mundo, desde el primer llanto con el que comienza hasta el ultimo supiro...

De la misma manera que la tormenta limpia y moviliza todo lo que ya no es tiempo de que siga estando... de la Tierra surge la intensidad del Fuego (la acción) que da paso a la brasa (el descanso y la reflexión) que nos nutre con su calidez, para regresar de nuevo a la Tierra...

Este es un lugar de apertura, donde recuperar y fortalecer nuestro cuerpo a través de la ayuda de unas manos experimentadas y cuidadosas, ese cuerpo maravilloso del que todas las personas estamos dotadas nos permite movernos en este mundo y conectar con la posibilidad de hacer que recupere su salud para vivir sin dolores, sin molestias y sobre todo con la capacidad plena de disfrutar de la Vida.

Nuestro cuerpo es un templo que debemos cuidar en todos sus aspectos.

Como parte de la Naturaleza que somos y desde el respeto y la libertad intentaremos conectar de nuevo con dicha naturaleza y con sus ritmos de los cuales no podemos desligarnos (el dia y la noche, la actividad y el descanso, las estaciones con el frio y el calor...) enraizarnos como un arbol para desde ahí poder ir creciendo y desarrollarnos plenamente, es el camino que nos conduce desde la Tierra hacia una visión mas Espiritual de la Vida..., pero en la Tierra nuestro cuerpo es la herramienta que nos lo facilita.

El ejercicio, la higiene, la nutrición, el descanso... y en general, los cuidados que damos a dicho cuerpo son los que nos van a permitir disponer de toda la vitalidad para poder desarrollarnos.

El Centro

Disponemos de un espacio cuidado y protegido donde poder explorar y experimentar todas nuestas posibilidades.

Es un punto de encuentro, encuentro de caminos que provienen de diferentes lugares y que fluyen hacia una misma dirección. No existen atajos, cada Camino se hace poniendo un paso tras otro, requiere movimiento, constancia y compromiso (sobre todo con nosotros mismos...)

... Y Yo...

Soy un hombre, padre , y también amante... en un Camino de busqueda continua... esto me ha llevado a transitar por diferentes lugares, tanto en lo personal como en lo profesional.

Empezé y continuo (con algún descanso vital...) moviendome, el movimiento siempre ha estado y sigue estando en mí, en diferentes momentos de mi vida de manera diferente, a través del deporte, del conocimiento, de las emociones y ahora tambien del espíritu...

Esto me llevó a introducirme en el mundo de las terapias a través de la Kinesiologia Holística hace ya mucho, mucho tiempo... y de ahí derivarme a lo más concreto, el cuerpo a través del Masaje y de la Osteopatía (sobre todo la Craneo-Sacral...) como elemento central y aglomerante de todo lo que he ido descubriendo en ese largo transitar.

Profundizando en lo que afectaba al cuerpo entré, contacté con la mente y con una parte de las emociones a través de la Psicología Integrativa y posteriormente de la Biosintesis que me reconectó en lo terapeútico al movimiento corporal y emocional.

...y desde hace un tiempo, a través de una persona maravillosa, reconecté con la Tierra, con los elementos, con la Naturaleza y sus ciclos... y me reconcilié con el Espiritu, y ahora sigo descubriendo lo que mi Ser y mi Alma tienen para mostrarme, por supuesto sin olvidar que vivo en la tierra y que el cuerpo es el don que se nos ofrece para materializar aquí y ahora, el cuerpo en todas sus expresiones y posibilidades, que son infinitas y que yo voy descubriendo en mí y en las personas con las que estoy en contacto, a través de la exploración, la observación con una mirada abierta, admirando todo lo que sigo descubriendo de las personas, del mundo y de la Vida...

... lugar de encuentro ...